Agendamento
Telefone: (55) 11 3062-0517

Braquiterapia ocular

¿Cómo funciona?

El implante radiactivo, también llamado placa de braquiterapia, se coloca en la posición correcta durante una cirugía. Se coloca por fuera del ojo en la posición exacta del tumor. Se debe realizar ultrasonido durante la cirugía para confirmar la posición correcta de la placa, para que todo el tumor sea tratado adecuadamente.

Braquiterapia Ocular

Dependiendo del tipo de tumor y del espesor, se calcula la duración del tratamiento, que puede variar entre 1 y 5 días. Durante este período el paciente se queda internado en el hospital, pero no hay dolor o sufrimiento. El efecto de la radiación ocurre después de semanas a meses y el tumor se cura, dejando sólo una cicatriz en el ojo. La braquiterapia es muy eficaz, controlando el tumor en alrededor del 95% de los casos, evitando que sea necesario remover el ojo y permitiendo salvar la mayor cantidad de visión posible.

¿Para qué enfermedades se utiliza la braquiterapia ocular?

La placa de braquiterapia ocular puede ser utilizada para diferentes tipos de tumores, incluyendo melanomas y carcinomas, entre ellos:

Melanomas de coroides (melanoma intraocular, melanoma de úvea, melanoma de cuerpo ciliar y melanoma de iris)

Melanoma de conjuntiva

Carcinomas invasivos de la superficie ocular

Hemangiomas de coroides

Metástasis de coroides

Tumores vaso proliferativos

Retinoblastoma

Tumores de retina como hemangioblastomas (hemangioma capilar de retina)

Cada una de estas enfermedades se trata con diferentes dosis de radiación. Es fundamental tener un hospital de confianza con excelente equipo de radioterapia y física nuclear para programar el tratamiento. Por este motivo sólo hacemos este tratamiento en el Hospital Albert Einstein en São Paulo, el mejor de América Latina.

¿Cuáles son los efectos secundarios?

Como cualquier tratamiento para el tumor ocular la braquiterapia puede provocar una serie de efectos secundarios. Algunos de estos efectos indeseados son raros, como visión doble después del tratamiento o infección en el postoperatorio, otros son más comunes, como cataratas o retinopatías de la radiación. La colocación de la placa en la posición adecuada y la administración de la dosis correcta disminuyen la posibilidad de estos problemas, pero es importante conversar con su médico sobre todos los riesgos para que pueda estar bien informado sobre los beneficios y efectos secundarios de este tratamiento.

La placa trata el tumor y evita la remoción quirúrgica del ojo, con todo el impacto psicológico que suele traer.

¿Cómo es el seguimiento después de la cirugía?

En general, el ojo tarda de 2 a 3 semanas para cicatrizar la cirugía y en este período el paciente puede tener vida casi normal, haciendo uso de gotas. Los efectos de la radiación en el tumor ocurren por meses. En este período el médico especialista en oncología ocular acompaña la regresión del tumor, hasta que quede sólo una cicatriz. Se realizan exámenes periódicos para acompañar la regresión del tumor y los efectos adversos del tratamiento generalmente cada 3 ó 4 meses.

A pesar de poder presentar posibles efectos secundarios, la braquiterapia es eficaz en el tratamiento de los cánceres oculares y el tratamiento más realizado en Estados Unidos y Europa para tratar estas enfermedades. Consulte con su médico sobre los riesgos y beneficios de este tratamiento en relación a otras opciones como la enucleación (retirada del ojo). Consulte con su médico oftalmólogo sobre las ventajas y riesgos de cada tipo de tratamiento.

¿Dónde se realiza el tratamiento?

El Dr. Rubens Belfort Neto realiza los tratamientos con braquiterapia ocular en el Hospital Albert Einstein, en São Paulo. Durante el tratamiento los pacientes se quedan internados en el hospital, que además de ser referencia en el tratamiento médico de excelencia de toda América Latina, ofrece conforto durante la internación para el paciente y sus acompañantes. El equipo del Dr. Rubens Belfort es compuesto por el médico anestesista (generalmente Dr. Thiago Manfrim), el médico radioterapeuta (Dr. Icaro de Carvalho), además de otros médicos cirujanos y especialistas en ultrasonido ocular.

El tratamiento adecuado lo antes posible aumenta la probabilidad de la cura del cáncer y la preservación de la visión.

Artículo escrito por el equipo de la Clínica Belfort. Actualizado en 2018. Prohibida la reproducción parcial o total sin autorización. Este artículo y vídeo contienen sólo información general sobre enfermedades oculares. Este texto no sustituye a la evaluación por oftalmólogo.